La nutrición adecuada juega un papel muy importante frente a la pandemia por COVID-19, una alimentación saludable debe incluir:

  • Cinco porciones de frutas y verduras al día: incluye ciruelas, uvas, granadas, toronjas, frutos rojos, naranjas, brócoli, apios, tomates, papayas, cerezas, zanahorias, cebollas moradas, manzanas y verduras de hojas verdes.
  • Alimentos ricos en Omega 3 y 9: pescado (dos o tres porciones a la semana), aceite de oliva, aceite de aguacate, almendras, nueces, aguacates y aceite de hígado de bacalao.
  • Alimentos ricos en fibra como la avena, amaranto, leguminosas, frutas, verduras y cereales integrales (de 20-35 gramos al día).
  • La vitamina D interviene a la respuesta inmunitaria, consume salmón, sardina, yema de huevo o lácteos fortificados. También la puedes obtener al exponerte al sol durante 15 minutos al día.
  • Alimentos con zinc para inhibir la inflamación, como carnes, lácteos y leguminosas.
  • Mantén un horario de comidas para evitar un desajuste en niveles de glucosa.
  • Limita tu consumo de carne roja a dos o tres raciones por semana.
  • Pon atención al azúcar de refrescos, jugos (incluso naturales), pan, mermeladas, pizzas, etc. Prefiere carbohidratos como el arroz, pan integral, amaranto, avena y tortilla de maíz.